¿Qué es el Dolor?

El Dolor ha sido por siglos olvidado y desestimado al ser considerado como un mecanismo de defensa del organismo. Pero cuando este persiste en el tiempo no sólo es un síntoma sino ya es una enfermedad, un fenómeno fisiológico y psicológico definido y que hay que considerar y tratar.

 

El dolor es siempre subjetivo, cada individuo aprende el significado a través de su propia experiencia.

La IASP define el dolor como: “ Una experiencia sensorial y emocional desagradable, relacionada a una lesión tisular actual o potencial”

 

Por otra parte Sternbach lo define como “ Dolor es todo aquello que el paciente dice que lo es y existe siempre que él lo dice”

 

El dolor puede en téminos generales diferenciarse en Dolor agudo y Dolor Crónico. Esta distinción es importante pues hay diferencias fundamentales en mecanismos fisiológicos y en especial fisiopatológicos que llevan a la cronificación de la sensación dolorosa.

 

Bonica definió el Dolor Crónico como un dolor que persiste más allá de la lesión causal y que permanece una vez que la lesión desaparece.

 

El dolor puede también clasificarse en Dolor Somático, Dolor Visceral y Dolor Neuropático.

 

El Dolor Somático es aquel que afecta piel, músculos, articulaciones, huesos o ligamentos.

 

El Dolor Visceral es aquel que acompaña a lesiones y/o enfermedades que afectan a órganos internos, siendo un síntoma habitual en la mayor parte de los síndromes dolorosos agudos y crónicos en clínica.

 

El Dolor Neuropático es quel en que el sistema nociceptivo se comporta de manera anormal y es siempre el resultado de enfermedad o lesión del SNC o SNP.

 

El Dolor Crónico a su vez puede diferenciarse en Dolor de Orígen Neoplásico, asociado al cáncer y Dolor Crónico no Neoplásico.

 

El Dolor Crónico no neoplásico puede agruparse en diferentes síndromes, como síndrome musculoesquelético, síndrome osteoarticular, síndrome de las cefaleas, etc.

 

El tratamiento del dolor es fruto de un proceso de diagnóstico adecuado, evaluación correcta y planteamiento terapéutico racional.

 

En cuanto a la terapia medicamentosa hay que estar concientes de que no se dispone del analgésico ideal y es necesario utilizar los existentes de manera adecuada basada en un conocimiento farmacológico sólido.

IASP

Revista El Dolor

Global Year

Change Pain

Guia de DNL

Síguenos en Facebook

No hay agendas