Responsabilidad Profesional

La medicina paliativa es cada vez más una responsabilidad social, y por sobre todo una responsabilidad urgente de la medicina frente al sufrimiento de nuestros pacientes crónicos.

 

La medicina paliativa y el alivio del Dolor es una forma de dar servicio profesionalmente, y seguir los varios códigos médicos que nos solicitan acompañar al paciente hasta el final como parte de nuestra responsabilidad. Asimismo, éste es el modo más concreto en que una sociedad consciente de una inevitable realidad se compromete en favor de los pacientes terminales y expresa su capacidad de enfrentar el término doloroso de la vida.

 

Un segundo fundamento ético del desarrollo de la medicina paliativa dice relación con los riesgos de los avances tecnológicos en nuestra profesión. La medicina paliativa es una alternativa a extensas terapias, a la eutanasia activa, o el suicidio asistido, y por tal motivo es una nueva, y más humanizada alternativa en nuestro quehacer.

 

En la medicina paliativa, los principios de beneficencia se hacen realidad en la preocupación por la calidad de vida de la persona, como principal objetivo. En tal sentido, creemos que moralmente la calidad de vida es donde mejor se expresa la dignidad de la persona.

 

La medicina paliativa no busca la prolongación del tiempo de vida sino su valoración, y en ese empeño debemos tomar en cuenta el dolor físico, así como también el psicológico del paciente.

 

De esto se trata nuestra responsabilidad como profesionales, y más aún, nuestro desafío como personas capaces de ir en ayuda de quien ve su vida y su muerte desafiadas por el dolor.

IASP

Revista El Dolor

Global Year

Change Pain

Guia de DNL

Síguenos en Facebook

No hay agendas